martes, noviembre 29, 2011

Un Gobierno poco previsor frente al "nuevo desempleo"


Merece aplausos el actual mandatario por haberse tomado muy en serio, entre otros, tres grandes problemas, todos los que llevarían a una sustancial erradicación del contrabando, de las plantaciones no autorizadas de coca y de la minería informal. Las tres son actividades altamente intensivas en fuerza de trabajo, que alimentan a unas 50.000 familias, si le añadimos las actividades conexas (bodegas y farmacias, tabernas y prostíbulos, transportistas y demás).
Gran parte de esos trabajos “informales” surgieron a lo largo de las últimas décadas como consecuencia de la falta de trabajo o porque el que desempeñaban no les permitía alimentar a sus familias, especialmente a las del campo andino. No surgieron del hecho que a esas personas les fascine el peligro o su muerte temprana: cruzar la frontera boliviana en noches sin luna,  vivir en plantaciones avasalladas por policías, narcotraficantes y senderistas, o andar a diario descalzo y jorobado  en ríos envenenados, no es un juego de niños (aunque desgraciadamente también los que ni siquiera han llegado a la pubertad se han visto obligados a sacrificarse en esas labores inhumanas).
¿Se ha percatado el gobierno que –cuando menos en teoría- todos esos trabajadores (por lo demás, despreciados por la sociedad) tendrán que buscárselas en otro lado y de otra manera? ¿Han imaginado los funcionarios públicos las consecuencias sociales que ese fenómeno ejercerá sobre la seguridad y la tranquilidad sociales, al margen de los de por sí preocupantes niveles de delincuencia y de las movilizaciones sociales bien justificadas a falta de Estado?
Pues no parece que les interese. Porque antes de adoptar esas medidas de erradicación del “mal” han debido ofrecerle alternativas -en el campo o en la ciudad- a estos “nuevos desempleados” para poder desenvolverse al amparo de un trabajo decente. ¿Hasta cuándo esperarán los burócratas? ¿O esperan que los damnificados esperen?

lunes, noviembre 28, 2011

Pintor que se las trae...

Recibí estas impresionantes imágenes, pero nadie me ha podido decir quién es su autor. ¿Algún lector me podría ilustrar?

Use el ratón para agrandar las imágenes.













***
P.D.: FELICITACIONES PARA PEPE BACIGALUPO (www.blogger.com/profile/11051600539378453126), superculto economista que no tardó ni doce horas para detectar al autor buscado:
Pkuczy: PAVEL KUCZYNSKI (www.toonpool.com/artists/pkuczy_357), quien se dice caricaturista… pero es un sofisticado pintor y humorista sarcástico de primera.

***

sábado, noviembre 26, 2011

La Crisis Europea en una Imagen

Ilustrativa caricatura del entuerto europeo...

También sirve para que usted se ejercite adivinando qué bandera pertenece a qué país.


                                               Use el ratón para agrandar la imagen

jueves, noviembre 24, 2011

10 libros para entender la crisis

Libros
Los orígenes de las actuales crisis económicas
FUENTE: Perú Económico, Edición de Noviembre 2011

Para cortar las crisis desde la raíz, es importante reflexionar sobre el origen de su problemática. Diferentes autores ensayan teorías y promueven ideas sobre cómo entender y superar esta coyuntura económica adversa. Para centrar esta discusión, presentamos dos enfoques disímiles y complementarios a cargo de los reconocidos economistas Jürgen Schuldt y Carlos M. Adrianzén, con el fin de acercarle propuestas para comenzar a repensar los orígenes de las actuales crisis económicas.  

***
Por Jürgen Schuldt
Profesor principal de la Universidad del Pacífico

Animal Spirits. How Human Psychology Drives the Economy, and Why it Matters for Global Capitalism (¿Cómo la psicología humana conduce la economía y por qué importa para el capitalismo global?).
Autores: George Akerlof y Robert Shiller.
Editorial: Princeton University Press, 2009.
Precio: US$10.98 en www.amazon.com
Valioso texto que recupera y precisa algunas de las principales tesis de Keynes; enfatiza en la institucionalidad y las presiones psicosociológicas que desembocaron en las burbujas hipotecaria y financiera. Consecuentemente proponen el retorno de un gobierno activo, ya que las fuerzas de mercado solas no asegurarían la recuperación económica. Como tal, es también una crítica profunda a la teoría de las expectativas racionales.

How Markets Fail – The Logic of Economic Calamities (Cómo fallan los mercados. La lógica de las calamidades económicas).
Autor: John Cassidy. 
Editorial: Farrar, Straus and Giroux, 2010.
Precio: US$10.88 en www.amazon.com
Como si fuera una continuación del libro anterior, en este caso se analizan los procesos que resultan de mercados que no están sujetos a regulación, lo que lleva irremediablemente al fracaso. Basándose en la “nueva teoría del comportamiento” de los agentes económicos, cuestiona los supuestos básicos de la ortodoxia económica, según la cual tomamos decisiones estrictamente en base a la racionalidad y al interés propio. A cambio introduce la dinámica que deriva de decisiones “irracionales” basadas en la miopía, la procrastinación, el contagio, la confianza exagerada y demás “anomalías”.

13 Bankers: The Wall Street Takeover and the Next Financial Meltdown (13 banqueros. La toma por parte de Wall Street y la próxima implosión financiera).
Autores: Simon Johnson y James Kwak
Editorial: Random House, 2010.
Precio: US$10.85 en www.amazon.com 
Análisis de los entretelones relacionados con la “puerta giratoria” existente entre el gobierno y Wall Street, en que el copamiento de aquel por los miembros de este último permite entender los orígenes de la crisis. Más grave aún es que los mismos que direccionaron la crisis han sido encargados de proponer las políticas para salir de ella. De ahí que consideren que hasta que no se reduzca el poder financiero será difícil recomponer el sistema.

La primera crisis financiera del siglo XXI.
Autor: Carlos Parodi Trece.
Lima: Universidad del Pacífico, 2011.
Precio: S/.49 en Fondo Editorial de la Universidad del Pacífico.
Sin duda el más completo y didáctico de los textos aquí mencionados. El autor repasa muy asequiblemente las teorías de las crisis, la historia de las debacles financieras y, sobre todo, el análisis detallado de la crisis financiera reciente, los procesos y los actores, así como las causas y consecuencias. Culmina con muy útiles lecciones, tanto para la reforma de la teoría económica como para fines de política macroeconómica.

Aftershock: The Next Economy and America's Future (El shock posterior: la próxima economía y el futuro de EEUU).
Autor: Robert Reich
Editorial: Alfred Knopf (Random House), 2011.
Precio: US$10.17 en www.amazon.com
El ex ministro de Trabajo de Clinton postula una teoría del subconsumo como causa de la crisis y de las dificultades para sobreponerse a ella, como consecuencia del deterioro en la distribución del ingreso. La reducción consecuente del poder de compra de la clase media y su agravamiento con la crisis estarían en la base de una crisis que sería muy prolongada. Consecuentemente se requeriría una masiva redistribución del ingreso y de la riqueza con impuestos a los ingresos (una tasa de hasta 55%) y a las ganancias de capital (más allá del 15% actual), así como impuestos negativos para quienes ganan menos de US$50.000 anuales, para volver a dar empuje a la economía. De lo contrario habría de esperarse masivas movilizaciones políticas (como las que ahora vemos).


Por Carlos M. Adrianzén Cabrera
Decano de la Facultad de Economía de la UPC

This Time is Different: Eight Centuries of Financial Folly (Esta vez es diferente: ocho siglos de locura financiera).
Autores: Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff.
Editorial: Princeton University Press, 2009.
Precio: US$12.50 en www.amazon.com
Éste es un espléndido libro. Para alguien interesado en la materia, con formación económica –o con muy poco de ella–, constituye un referente difícil de evitar. A través de un estudio impecablemente articulado, nos enseñan a desconfiar. El mismo título del libro cuestiona la idea de la unicidad o “diferencia” de las crisis. Y lo hacen enfocando 66 países a lo largo de 5 continentes. En este cuestionamiento, descubren frecuencias, duraciones y ferocidades consistentes en diversos episodios. Así nos explican que los incendios financieros –defaults gubernamentales, pánicos bancarios, problemas de pagos– enfrentan regularidades recurrentes y tanto en países ricos como en países pobres. Y muestran algo más sugestivo: que los países tienen memorias cortas. Resulta hoy un libro poderoso para entender un tipo de crisis que estamos viviendo y que posiblemente viviremos por algún tiempo más.

Crisis Economics: A Crash Course in the Future of Finance (Economía de las crisis: Un curso compacto sobre el futuro de las finanzas).
Autores: Nouriel Roubini y Stephen Mihm.
Editorial: Penguin Books, 2010.
Precio: US$10.98 en www.amazon.com 
Esta segunda sugerencia es un libro impecable. Estructuralmente sus cimientos enfocan la metáfora de los “cisnes negros” (eventos impredecibles en la historia). Pero es en esencia un libro sobre la economía aplicada a las crisis, y en ese sentido enfoca las reglas más que las excepciones. Trata de explicar fenómenos como manías, euforias irracionales en consumidores, instituciones financieras, inversionistas, gobiernos y arbitradores que se benefician justamente de estas burbujas. Se propone reformas radicales en la regulación y supervisión cuestionando las creencias de que existen instituciones demasiado grandes para ser liquidadas. Pero quizá el aspecto más atractivo del libro de Roubini y Mihm sea justamente una llamada de atención a nuestra escasa capacidad de mirar hacia atrás y a la usual tendencia en países desarrollados o emergentes de dejarse llevar por la inercia. 

Irrational Exuberance: Second Edition (Exuberancia irracional –segunda edición–).
Autor: Robert J. Shiller.
Editorial: Princeton University Press, 2011.
Precio: US$11.79 en www.amazon.com
Éste ya es un libro clásico sobre la materia. En esta segunda edición, Shiller estudia retrospectivamente las burbujas en los mercados de valores norteamericanos en términos históricos, y nos recuerda que los auges y las depresiones de los mercados pueden ser inicialmente explicados por un sólido racionamiento basado en fundamentos. Pero poco tiempo después todo cambia. El autor cuestiona abiertamente la teoría de los mercados eficientes. Y sostiene que resultaría mucho más usual de lo que se cree buscar comprender la exuberancia irracional de los mercados.

Fault Lines: How Hidden Fractures Still Threaten the World Economy (Líneas culposas: Cómo facturas escondidas aún amenazan la economía global).
Autor: Raghuram G. Rajan.
Editorial: Princerton University Press, 2001.
Precio: US$11.53 en www.amazon.com
Para muchos Rajan ha sido uno de los pocos economistas que predijo lo que pasó en el 2008. Y lo hizo en forma clara e impecable. En este libro, el autor muestra cómo las elecciones individuales de banqueros, funcionarios y agentes privados colectivamente resultaron respuestas racionales a un orden financiero global flácido. Un orden en el que los incentivos a tomar riesgos estaban increíblemente mal asignados (respecto a los riesgos en que se estaba incurriendo). Pero si tiene un valor controversial, este trabajo se da en el momento en que Rajan enfatiza cómo las brechas en el acceso a servicios básicos, como educación o salud, profundizan los riesgos de mayores peligros financieros en el futuro de la economía global. Una lectura deliciosa para un lector que vive en el Perú. 

Exorbitant Privilege: The Rise and Fall of the Dollar and the Future of the International Monetary System (Privilegios exorbitantes: Auge y caída del dólar y el futuro del sistema monetario internacional).
Autor: Barry Eichengreen.
Editorial: Oxford University Press, 2011.
Precio: US$17.70 en www.amazon.com
Este libro es un excepcional documento para entender lo que nos pasa hoy bajo una perspectiva histórica. El protagonista aquí es el dólar norteamericano. Einchengreen, una de las autoridades globales más reputadas en la materia, encuentra que éste ha enfrentado privilegios exorbitantes –que han explicado su caída- en los últimos años. Cierra recordándonos que los enemigos de esta moneda no están en la China, sino en el propio desmanejo fiscal y monetario norteamericano y en el insostenible patrón de endeudamiento que lo acompaña.
***