viernes, abril 25, 2008

Un Lego llamado Haya

Recordará Ud. que, a principios de los años setenta, la empresa danesa Lego inventó y produjo unas maravillosas piezas poliformes y coloridas de plástico, que permitieron desarrollar divertidamente el ingenio y la creatividad de los niños... y de muchos de sus padres. Con esos ladrillos en miniatura se podía armar, desde una Casa de algún Pueblo, pasando por una Torre, y hasta una ciudad como La Haya, entre una miríada de otras construcciones. Hoy esa microempresa es un imperio transnacional que hasta posee ciudades enteras en miniatura, como Legoland en Dinamarca [1], objetivo turístico que atrae a cientos de miles de fanáticos.

Y, aunque le parezca jalado de los pelos, hay intelectuales y políticos que creen que pueden manipular la obra de algún célebre autor, como lo hacen los infantes con los legos. Es el caso de nuestro mandatario, que seguramente los armó con sus vástagos en sus largos y penosos años de emigración por Bogotá y París. Y ahora cree que puede hacerse lo mismo con los escritos de Haya de la Torre, de cuyas Obras Completas [2] recoge piezas útiles y descarta las inconvenientes para escribir sus libros y, supuestamente, aggiornar el pensamiento y las propuestas de política de su gran maestro. Para convencerse de este tipo de esparcimiento, ya no tan sancto, bastará que lea y compare las dos últimas obras de AGP, que le permitirán comprobar la elasticidad a que puede someterse –en manos y mentes poco responsables o muy ingeniosas- el pensamiento de Haya.

Para este efecto, le recomendamos que confronte usted el libro, publicado cinco años atrás, titulado “Modernidad y Política en el siglo XXI – Globalización y Justicia Social" [3] -que merece nuestros respetos- con su “La Revolución Constructiva del Aprismo – Teoría y práctica de la Modernidad [4], aparecido el mes pasado. Habrá de observar usted, si no lo ha hecho ya, que las acrobacias que se materializan en este último texto, no solo son una falta de respeto a la memoria del propio Haya [5], sino aún más de las bases del Partido del Pueblo a quienes se supone está dirigido este ‘mensaje’.

En lo que sigue trataremos de demostrar esta aparentemente temeraria afirmación. Para comenzar, le advierto que tiene que acolchonarse en un cómodo sillón y armarse de mucha paciencia y tiempo, porque lo llevaré a un aburrido paseo imaginario por los recovecos de este laberíntico Legoland criollo que se ha plasmado en el último de los textos de AGP. Por lo demás, hay que reconocer que no han sido muchos los que lo han comentado, sobre todo si lo comparamos con la avalancha de textos que aparecieron a raíz de la tríada de Perros del Hortelano [6]. Los pocos que lo han hecho críticamente son eminentes sociólogos y politólogos [7], mientras que los que lo han recibido con alborozo religioso probablemente son –con todo derecho- convencidos miembros del partido y/o íntimos del autor [8]. A nuestro entender, sin embargo, a pesar de los comentarios ya vertidos, vale la pena estudiar más acuciosamente el contenido y la redacción del libro, ya que se trata de uno que es de la mayor importancia para el PAP y ciertamente también para el futuro político del país, cuando menos por algunas de las razones –no solo filológicas- que comentaremos en lo que sigue.


1. Bryceándose a sí mismo

Lo primero que me llamó la atención cuando leí el texto por vez primera fue el hecho que me pareció haber leído algunos capítulos en algún otro lado. Repasando la bibliografía que había digerido en los últimos años me di con la sorpresa que es una copia –casi absolutamente fiel- de una de las tres partes de su libro “Modernidad y Política en el siglo XXl”, publicado hace cinco años. Precisando: éste último, que abarca casi 300 páginas, ha sido cercenado en sus Partes Primera y Tercera, pero la Segunda se ha constituido en el hueso y los sesos del ‘nuevo’ libro.

En efecto, el texto reciente consta solamente de 132 páginas. De las que van de la página 25 a la 111 son copiadas al pie de la letra del anterior (alcanzando un 70% del total), incluida la miríada de errores tipográficos y ortográficos del escrito del 2003 [9]. Curiosamente, quienes han comentado el libro no parecen haberse percatado de esta sorprendente peculiaridad del ‘nuevo’ libro, que de original no tiene mucho en lo que a la forma se refiere, pero paradójicamente sí en sus fundamentos político-ideológicos.

Lo que se debe al hecho que a ese número de páginas copiadas se le han añadido o modificado levemente algunos textos. De manera que encontrará Ud. párrafos nuevos, párrafos que se eliminan, párrafos que se juntan y párrafos que se separan. Además, hacia el final y a veces en medio de muchos párrafos, AGP le agregó muy oportunamente una que otra coletilla de unas cuantas palabras adicionales muy significativas para cambiar la esencia del libro anterior [10].

Pero lo poco que tiene de novedoso es extremamente significativo, ya que en esos pasajes se aplican las técnicas que se usan en el Lego. El talento de nuestro ilustre escribidor es tal que con unos cuantos retoques, recortes y añadidos cambia radicalmente el mensaje del 2003 (que está bastante más cerca del pensamiento de Haya), lo que ya es un merecimiento. Lo que, en la práctica, devalúa y deforma radicalmente el pensamiento de Haya, “botando al niño con el baño” como dirían los británicos.

En el libro reciente eliminó completamente la Primera (pp. 25-130) y la Tercera (pp. 215-298) Partes del anterior texto. Verdaderamente recién escritas son pocas páginas. Son efectivamente nuevas, las cuatro de las siete citas de Haya que figuran en las páginas 13 y 14, la ‘Nota Introductoria’ (pp. 15 a 23) y el último capítulo (el IV: pp. 113-132) [11]. Los más significativos, sin embargo, son los párrafos enteramente nuevos, como veremos en la tercera sección [12]. Es decir, no se puede alegar que no hay algún valor agregado en este texto y que no vale la pena gastar los 10 nuevos soles que uno tiene que pagar por él. Más aún, y esto es lo fundamental, el sentido de este libro se diferencia muy radicalmente del anterior, como veremos. La utilidad de la lectura por parte de las bases del PAP será que: para unos, servirá de guía para retomar una nueva praxis política, de acuerdo al modificado pensamiento-guía de AGP; y, para los demás, será motivo para apartarse definitivamente del partido (o, por desilusión, hasta de la política en general).

A primera vista todo esto no tiene nada de protervo. ¿Por qué no va a poder uno copiarse de sí mismo o de repetirse sobre la base de textos que uno ha vertido creativa e inspiradamente en otra obra? Y, más aún, cuando uno no tiene tiempo por estar ocupado como presidente de una república. Por eso, solo dos atingencias. La una es que un mínimo de decencia habría sugerido que se indique que el nuevo texto es una reproducción aggiornada de la Segunda Parte del libro anterior (que ahí abarca las pp. 132 a 203), lo que se podría haber señalado en la Introducción o siquiera en alguna nota a pie de página. Ya más grave es que uno no puede cortar partes de textos o añadir sesgadamente algunos sobre lo que uno escribió hace unos pocos años, pero haciéndolo de tal manera que se le cambia completamente el sentido al trabajo anterior, para ajustarse –por más filosofías del tiempo/espacio que haya de por medio- a las circunstancias, solo porque se ha pasado de ciudadano común (el del 2003, cuando escribió lo que realmente pensaba) a mandamás de una nación.


2. Para evitar otra Diáspora

¿Qué se persigue con este ‘nuevo’ libro? Frente a las constataciones precedentes, uno se pregunta para qué AGP habría publicado este ‘nuevo’ libro, si aparentemente todo lo que ahí dice está ya en el anterior. Para quienes admiramos al presidente en su múltiples facetas, como deslumbrante comunicador de masas e intelectos, comenzando por sus extraordinarias dotes de orador, pasando más recientemente por su acendrado talento de escribidor periodístico, hasta la de gestor de una buena suma de libros, incluido el último, esta es una incógnita que vale la pena desentrañar.

Un primer objetivo que debe haber contemplado AGP con este texto radica en la necesidad de cumplir con el sueño de Haya, tal como figura en la dedicatoria que le redactara de puño y letra al ejemplar personal de AGP escrito por Haya [13], donde escribe nada menos que “(...) con la esperanza de que será para el APRA el continuador de la obra que por mandato de estirpe debe seguir. Con el afecto de su viejo compañero Víctor Raúl” (p. 5; n.s.). Sin embargo, como es evidente para cualquier conocedor de la obra de Haya, por más superficial que sea (como quien esto escribe), no queda pensar sino que el pobre gran hombre debe estarse revolcando en su tumba, después de leer lo que su hijo predilecto ha escrito en este opúsculo, que algunos han calificado incluso de panfleto. No será necesario entrar aún en los detalles, ya que lo han hecho con mucha sapiencia e inteligencia los autores nombrados en la sétima nota al pie de este texto y que detallaremos en la sección 3.

Un segundo propósito, que ha perseguido AGP para redactar este texto, sin duda el más importante, ha sido señalado claramente por Sinesio López, cuando confiesa que no conoce “la profundidad ni la amplitud del descontento y de las discrepancias en el viejo partido de Alfonso Ugarte, pero algo se mueve allí. De lo contrario, García no se hubiera visto obligado a publicar un pequeño libro que está dedicado a los militantes apristas a los que trata de explicar (y justificar) sus actuales posiciones conservadoras”. En efecto, especialmente la juventud del partido del pueblo, enjundiosa estudiosa de las Obras Completas de Haya [14], debe estar muy confundida porque no encuentra la coherencia esperada entre los postulados de Haya y las políticas y reformas que viene llevando a cabo AGP desde que asumió el poder por segunda vez.

Como a la presente gestión alanista se la califica con epítetos insultantes como neoliberal, reformista, conservador, derechista y similares, deberían evitarse estos términos vagos y sintetizar la gestión de este gobierno como uno que está al servicio de “los de afuera y los de arriba”, aderezada con alguna anestesia –que ya no surte efecto- que se llama ‘política social’. De ahí que el libro esté dirigido precisamente a fundamentar el drástico giro económico-político [15] sobre la base de los cambios mundiales y la necesidad de convertirnos en una potencia sudamericana (sic). Si bien ya tiene el respaldo externo, gracias al ‘grado de inversión’ otorgado por Fitch (en lo financiero) y por MVLL (en lo político, abrazos incluidos), aún falta la aprobación de S&P, de Moody’s y del próximo presidente de EEUU (McCain). Aparte de la necesidad del apoyo interno –de los ciudadanos en general y de los del partido en particular- que va sucumbiendo cada vez más, y cuanto más desesperadamente intentan salir del pantano, más caen en el desprestigio.

Un tercer factor tiene que ver con la desmotivación de los militantes del partido. En estos días, AGP bien podría estar repitiendo –ciertamente para sus adentros- lo que dijera hace diez años y que fuera muy mal recibido entonces porque nos encontrábamos en medio de la tenaz violencia terrorista: “Sendero Luminoso tiene militantes activos, entregados, sacrificados (...). El senderista tiene lo que nosotros no tenemos: mística y entrega. Es gente que merece mi respeto y personal admiración porque son, quiérase o no, militantes" [16]. Y es eso lo que ahora necesita Alan, más que nunca: militantes activos y sacrificados (no fanáticos matonescos, por cierto), que parecen haber abandonado la brega que caracterizara a generaciones anteriores de apristas.

El librito podría interpretarse, por tanto, como una receta más de las diversas que se estarían ensayando al interior del partido para imbuir de nuevos bríos y mística a las bases para que no lo abandonen. Las que, si ya no emigraron, están cerca de hacerlo, especialmente los más jóvenes, cuyos sueños y desprendimiento se cree que se pueden sustentar en esta deforme reconstitución del hayismo. En efecto, para precisar, gracias a su fino olfato político, García teme que –como en épocas anteriores- se vuelvan a repetir los preocupantes éxodos de sus militantes, los que no es casual que haya nombrado y arengado explícitamente en múltiples oportunidades en este su nuevo librito, tal como se desprende de las múltiples citas que presentaremos en la próxima sección.

En cuarto lugar, sin decirlo directamente y ligado a lo anterior, el texto va dirigido a quienes no habrían entendido el complejo pensamiento de Haya, basado en el relativismo epistemológico y en la filosofía del tiempo-espacio histórico. Porque, según AGP todos esos éxodos habrían sido malentendidos y desafiliaciones absurdas, porque la bases del partido no llegaron a comprender cabalmente la lógica estricta y las recónditas profundidades del pensamiento del fundador del partido. Se justifica así el texto que aquí comentamos para que, de una vez por todas, todos interioricen su sofisticada filosofía, la que García expone con mucha prolijidad, alineando acrobáticamente sus políticas actuales con el polifacético espíritu de Haya y la elástica filosofía del tiempo-espacio-histórico. O para decirlo de otra manera, el texto de AGP intenta convencer a sus bases que, en este joven siglo XXI, Haya habría hecho exactamente lo mismo que él, en lo económico, en lo social, en lo político.

***

AVISO DE EMERGENCIA: Para su tranquilidad, estimado lector, debemos terminar aquí. Las secciones 3. y 4. las publicaré en dos semanas, por tener que salir de viaje urgentemente.

En la tercera trataremos las complejas técnicas (derivadas del Lego) que utiliza AGP para reconvertir dialécticamente el pensamiento hayista, apoyándose en citas iluminadoras (a menudo cercenadas). Ahí trataremos de responder, entre otras, a las siguientes interrogantes: ¿Qué dice en los nuevos párrafos y en las frases añadidas? ¿Con qué objeto se introducen? ¿Qué párrafos han sido eliminados y por qué?

En la sección cuarta nos preguntaremos si esta no es la oportunidad histórica que hace tiempo esperaban los ‘verdaderos’ socialdemócratas del país, ya que el mandatario-filósofo parecería haber dejado libre –sus políticas y su librito así lo indican- el espacio de la centro-izquierda para aquellos grupos que ansiaban hace décadas penetrar en ese espacio ‘vedado’ (y hasta minado). Ahí el APRA ocupaba un lugar prominente, que siempre atrajo a un 20 a 30% de la población, sin cumplir sus promesas, con lo que les cerró el paso a los muchos que desearían realizar un auténtico programa socialdemócrata en el Perú. Me da la impresión que esta posibilidad se ha abierto para esos muchos políticos, académicos y ciudadanos que se ubican en esa posición ideológica. Podría convertirse –pensando no solo en el 2011- en un necesario contrapeso al que hoy en día tienen las derechas en el país.


[1] Informamos a nuestros asiduos lectores con niños que esta especie de Disneyworld a la europea, pueden encontrarla también en Windsor (G.B.), en California (EEUU) y en las proximidades de Munich (ver: www.legoland.com).

[2] En lo que sigue citaremos el volumen de sus trabajos con números romanos: Victor Raúl Haya de la Torre, Obras Completas, Lima: Librería-Editorial Juan Mejía Baca, febrero 1977. Se trata de 7 tomos de aproximadamente 500 páginas cada uno.

[3] Editorial Matices, 2003.

[4] Edición del autor, JR Servicios Gráficos, marzo 2008.

[5] En lo que coincidimos con el congresista Javier Valle Riestra: “Haya de la Torre no lo hubiera aprobado”, abril 17 (http://foro.loquo.com/viewtopic.php?t=113758) .

[6] “El síndrome del perro del hortelano”, en El Comercio, octubre 28, 2007 (www.elcomercio.com.pe/edicionimpresa/Html/2007-10-28/el_sindrome_del_perro_del_hort.html); “Receta para acabar con el perro del hortelano”, en El Comercio, noviembre 25, 2007 (www.elcomercio.com.pe/edicionimpresa/html/2007-11-25/receta_para_acabar_con_el_perr.html), y “El perro del hortelano contra el pobre “, en El Comercio, marzo 2, 2008 (www.elcomercio.com.pe/edicionimpresa/Html/2008-03-02/el-perro-hortelano-contra-pobre.html). Véase la catarata de articulistas que han opinado –para bien y para mal- sobre estos textos, especialmente el primero de los nombrados, en “Se remata rico país con vistas al mar” (http://schuldtlange.blogspot.com/2007/11/se-remata-pas-con-vista-al-mar.html).

[7] Véanse los valiosos textos –a los que recurriremos más adelante- de eminentes académicos como: Sinesio López, “E pur si muove” y Hugo Neira, “Leyendo al Presidente”; ambos publicados en La República, marzo 30, 2008 (www.larepublica.com.pe/index.php?option=com_content&task=view&id=212191&Itemid=0); Nelson Manrique, “Haya de la Torre y Velasco Alvarado, según García“, en Perú.21, abril 7, p. 4 (www.peru21.com/comunidad/columnistas/Html/2008-04-07/manrique0876545.html), así como “La derecha tiene políticos rentados”, entrevista concedida a La República, abril 13, (www.larepublica.com.pe/component/option,com_contentant/task,view/id,214679/Itemid,0/

) y otro artículo “García y la Constitución de Haya de la Torre”, en Perú.21, abril 14, 2008 , p. 4 (www.peru21.com/comunidad/Columnistas/Html/manriqueIndex.html); y Martín Tanaka, “Haya visto por García”, en Perú.21, abril 8, 2008; p. 4 (www.peru21.com/comunidad/Columnistas/Html/tanakaIndex.html) y “La ¿revolución? constructiva del aprismo de Alan García”, en Perú.21, abril 15 (www.peru21.com/comunidad/columnistas/Html/2008-04-15/tanaka0880328.html). Véanse también la reseña de Enrique Chávez “La Arqueología del Discurso”, en Caretas, No. 2021, abril 3 (www.caretas.com.pe/Main.asp?T=3082&S=&id=12&idE=770&idSTo=0&idA=32071).

[8] Solo hemos encontrado dos textos de este tipo: Victor Raúl Trujillo de Zela, “El verdadero aprismo moderno, democrático y social del Siglo XXI”, abril 12 (http://apra-global.blogspot.com/2008/04/la-revolucin-constructiva-del-aprismo.html) y Julio Schiappa Pietra, “No importa el color del cuy, importa que coma choclo (sic)”, en La República, abril 18 (www.larepublica.com.pe/component/option,com_contentant/task,view/id,215525/Itemid,0/). Aunque AGP puede haberles agradecido personalmente por el gesto, para sus adentros debe estar pensando: ‘¡no me defiendan compadres!’.

[9] Efectivamente, la Introducción del nuevo libro (pp. 25-36) es igual al capítulo VI del anterior (pp. 132-140); el capítulo I (pp. 37-46) equivale al Cap. VII (pp. 141-150); el cap. II (pp. 47-79) es el Cap. VIII (pp. 151-179); y el Cap. III (pp. 81-111) replica el Cap. IX (pp. 181-203).

[10] También la dedicatoria que Haya le hiciera a uno de los libros que le obsequiara a AGP son iguales y que inauguran el texto. Por lo demás, las citas célebres de Haya de la Torre, que le siguen a esas dos páginas de apertura, son siete en esta oportunidad, tres de las cuales son igualitas.

[11] No comparto la opinión de quienes piensan que este cuarto capítulo es un remedo de las ‘7 modernizaciones’ de José Piñera. Véase: Félix Jiménez, “García plagia a Piñera y Pinochet y las presenta como propias. El remedo de las siete modernizaciones”, en La Primera, abril 14 (http://diariolaprimeraperu.com/online/noticia.php?IDnoticia=14354); y César Lévano, “García, el Bryce número 2“, en La Primera, abril 15 (http://editorialdecesarlevano.blogspot.com/2008/04/garca-el-bryce-nmero-dos.html).

[12] Si bien los comentaremos en la sección 3, el lector que tenga el tiempo necesario puede verlos en las páginas siguientes: las más extensas se encuentran en las páginas 99ss. (ocupa página y media) y 108s. (una página). Las demás apenas ocupan un párrafo: 34; 42; 51s.; 75; 88, 94, 105; y 106; aunque seguramente hay más.

[13] Se trata de Treinta Años de Aprismo, publicado en 1955 y que puede encontrarse en el volumen VI de sus Obras Completas.

[14] En lo que sigue citaremos con números romanos el volumen de sus trabajos citados: Victor Raúl Haya de la Torre, Obras Completas, Lima: Librería-Editorial Juan Mejía Baca, febrero 1977 (7 tomos de aproximadamente 500 páginas cada uno).

[15] Obviamente no respecto a los gobiernos de Toledo y Fujimori, sino respecto a ‘lo que Haya hubiera hecho’.

martes, abril 22, 2008

De las pataditas del presidente del BCR

Post-scriptum al artículo que sigue y al que publicáramos el 13 de abril: "Control radical de capitales golondrinos", en http://schuldtlange.blogspot.com/2008/04/control-radical-de-
capitales.html. Véase también: "Impuesto Espanta-Especuladores", del 13 de febrero, en http://schuldtlange.blogspot.com/2008/02/un-impuesto-espanta-
especuladores.html.

Ya era hora que Julio Velarde saliera –siguiendo la receta sugerida por AGP- pateando a todo el que se le pusiera en el camino, descargando puntapiés especiales a los capitales golondrinos y a los banqueros domésticos. Sin pelos en la lengua declaró, entre otras cosas (ver: Gestión de hoy, abril 22; pp. 14-15), que:

  1. “Hubo un compromiso de caballeros de los bancos por no vender (tales títulos), pero solo lo respetaron cinco o seis semanas y, entonces, el Banco Central tuvo que establecer una comisión (cobro) por su negociación. Ya no confiamos en pactos de caballeros”. Por lo que estaría dispuesto (este es un comentario del diario), “si fuese necesario, en subir esa tasa de encaje a 500% o 1.000% para desalentar la permanencia de estos fondos en el país”. “Queremos que la economía pueda digerir una mayor cantidad de dólares que entra el país”.
  2. Debido al encaje del 120% que estableció, “algunos bancos se han quejado, pero es un dinero caliente que no viene a inversiones y que no queremos porque puede perjudicar a la economía”.
  3. En cuanto a los otros encajes: “afectan más al crédito de corto plazo. El costo de los hipotecarios casi no se mueve, porque son créditos de largo plazo (...). A los que golpeamos son a los créditos comerciales a 90 días, estos son los más afectados”. “Al ser el costo un poco mayor, lo que van teniendo (las empresas) es un poco menos de inventarios, lo que ayuda a controlar la inflación, aunque no creemos que afecte el nivel de actividad económica” (esto último es algo de lo que dudamos, con todo respeto).
  1. Por lo demás, “no ha habido liquidez en dólares, nadie quiere vender sus dólares. Nadie vende porque los bancos están cortos de dólares y los demás tampoco quieren hacerlo, porque esperan que conforme los extranjeros se lleven sus dólares, el tipo de cambio se eleve más”. “Felizmente a nosotros no nos han cortado líneas de crédito (adeudados), pero nuestros bancos se están prestando (del exterior) a tasas de interés más altas. Es que en el mundo los bancos ahora se están prestando en dólares a tasas más altas”.

“Bye bye hot money, hello sexyworld of capital controls....”

Si usted no tiene sentido del humor, lea Reuters. Si usted quiere enterarse de los procesos económicos cuando ya es tarde, consulte a Reuters. Si usted quiere expresarse en forma políticamente correcta, repita a Reuters. De lo contrario, examine el blog de mi socio y colega de Directorio (de la prestigiosa corporación transnacional SBM [1]), el Prof. Otto Rock: incakolanews.blogspot.com

Ahí encontrará los más incisivos análisis de la coyuntura política y pronósticos económico-financieros de los principales países latinoamericanos, aparte de otros temas quizás más importantes. Y hasta puede volverse millonario consultando sus consejos sobre ciertas acciones, valores, bonos, metales y otras materias primas. También puede encontrar los más críticos precios, desde el del tomate y las verduras, pasando por los aviones y las viviendas, hasta llegar a los entierros y demás asuntos relevantes de la vida cotidiana. Al margen de las bellas curvas, series estadísticas, fotografías y caricaturas que le dan vida a ese blog que crece más rápido que los frutos que da la mata del maracuyá.

Hoy solo quiero llamar la atención sobre un comentario que publicara el autor hace 10 días y que recién comprendieron los expertos el día de ayer y sintieron en carne propia los especuladores internacionales (sobre el impacto que podía ejercer el aumento del encaje a los capitales golondrinos de 40 a 120%, decidida por el BCR el 10 de abril):

".....A quick explanation: Y'see, before a foreigner could send U$100 over and put it all in PEN or Peru bonds or time deposit accounts or whatever she or he fancied. They'd make interest on the deposit, then also make money on when he changed his cash back to dollars cos the Sol was rising fast (check that currency chart again). But then in Feb 2008 central the bank slapped a 40% reserve requirement on non-Peruvians, meaning that if you wanted to invest U$100 in soles, you'd have to send U$140 over and the U$40 would just sit there in dollars doing nothing. And now, that requirement is U$120 sitting there doing nothing if you want to invest U$100 in the Peru system. Bye bye hot money, hello sexyworld of capital controls....." (Ver: “Give it up for the Peru analyst dudes”, en http://incakolanews.blogspot.com/2008/04/give-it-up-for-

peru-analyst-dudes.html).

Que su nota haya pasado desapercibida para gente generalmente tan bien informada se debe seguramente a su inglés británico –cachoso además- que resulta de difícil comprensión para un buen norteamericano. No podemos traducir sus chistes isleños, pero algunas palabras pueden ocasionarle problemas a usted, como PEN (que significa ‘nuevo sol peruano’) o ‘cos’ (por ‘because’) o ‘dudes’ (que no tiene traducción, pero se entiende). En las próximas semanas publicaremos un vocabulario para convertir sus acrónimos e ‘idioms’ al castellano.

viernes, abril 18, 2008

De Bolsas Madrugadoras y Hambres Tardíos

Hace diez días se inició el programa de “Apoyo Alimentario” del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (MIMDES), por medio del cual -durante los próximos seis meses- se repartirían 100.000 bolsas mensuales de alimentos a igual número de familias pobres en Lima Metropolitana [1]. Para ese efecto, el MEF ha desembolsado 16,5 millones de soles al Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (PRONAA) [2], dado que “se ha determinado la existencia de poblaciones en situación de pobreza, que han visto disminuido su poder adquisitivo debido a la reciente variación de precios de los alimentos en los mercados, lo cual dificultaría considerablemente su acceso a la canasta básica de alimentos, colocándolos en situación de vulnerabilidad alimentaria, estando por tanto el Estado en la obligación de suplir esta necesidad (sic), en concordancia con los Principios de Seguridad Alimentaria" [3].

De ese monto, 15 millones de soles representarían el gasto de los alimentos que contiene cada bolsa y el millón y medio adicional serviría para pagar los gastos de logística del programa. Lo que significa que cada bolsa contiene alimentos por míseros 25 soles y el empaque-distribución de cada una costaría S/. 2,50 (o 10% del contenido del paquete).

Las primeras reacciones frente al programa no han sido auspiciosas. Enrique Vásquez señaló que "los estudios señalan que siempre se dan pérdidas económicas en los programas de entrega directa. Los costos de transacción, la convocatoria, el empaque y la distribución generan gastos y conllevan una serie de filtraciones. Es más efectivo entregarles a las personas un monto de dinero antes que una bolsa de alimentos", que además tendría que venir condicionado (tipo Juntos), porque de lo contrario se convertiría en “asistencialismo barato y sujeto a uso político" [4]. Gastón Garatea, ex presidente de la Mesa de Lucha contra la Pobreza, comentó que también preferiría una entrega en efectivo más que en especie y, sobre todo, que está en contra de los programas de ayuda temporal, porque "son pésimos para la gente pobre, que no es pobre solo por seis meses sino por mucho tiempo más". De otra parte, Pedro Francke estima “que habría sido mejor si se hubiera reforzado el programa Juntos, el programa del Vaso de Leche o los comedores populares, orientándolos a los sectores más pobres”, aparte de que este precipitado programa sería una respuesta política a los efectos que la inflación ha tenido sobre la popularidad del presidente García en los sectores más amplios [5]. Y, rematando el cargamontón, Pedro Pablo Kuczynski dice que se trata de una simple “ayuda de efecto mediático”.

No vamos a entrar en más detalles sobre la base de los contundentes cuestionamientos del programa que han ido apareciendo durante los últimos días en la prensa [6], ni a las inteligentes respuestas que la ministra del ramo ha dado, luego de haberse realizado los primeros programas-piloto [7]. Apenas tocaremos un tema ligado a lo que creemos es una falta de transparencia en relación a los gastos que implicará el programa.

Una breve visita compradora a las tiendas de Minka, que entendemos son las más baratas de todos los mercados, nos permiten hacer un cálculo de lo que costaría lo que contiene cada bolsón, a saber (datos del domingo pasado) [8]:




que es la cifra exacta que efectivamente parecería haberse presupuestado gastar por el contenido de cada bolsa.

Sin embargo, este es un valor al que cualquier ciudadano podría comprar esos alimentos. Bien sabemos que si se adquieren al por mayor y en las grandes cantidades, tal como lo ha hecho y lo seguiría haciendo el gobierno, se puede conseguir un descuento que por lo menos alcanzaría el 20%. Lo que significaría que su contenido se podría comprar a 20 soles. Ello permitiría ahorrar tres millones de soles o, en su defecto, podría añadir la compra de 150.000 bolsas adicionales, lo que permitiría beneficiar a 25.000 familias más durante seis meses. Si bien no es mucho, algo es.

Puede que nos equivoquemos, pero ya que somos tan suspicaces en este país, más que por naturaleza por experiencia, sería bueno que el MIMDES publique los datos de sus gastos en su página web y en la que debería figurar lo que va adquiriendo con sus 16 y medio millones de soles [9], incluyendo por lo menos: El precio de cada producto, en litros, kilos o gramos a los que adquirió cada componente; la variedad, la calidad y/o marca del producto; los proveedores de cada bien y su participación en las ventas totales de cada uno; etc. A ello habría que añadirle los datos y costos de quienes se ocupan de la compra/empaque/distribución, dado que esos servicios equivalen a S/. 2,50 por paquete (15 soles por familia para los seis meses), cifra que parece exagerada.



ANEXO MICROECONÓMICO

Un cálculo simple nos permite mostrar que es mejor entregar dinero en efectivo que contribuir al alivio de la pobreza con bienes.



Partiremos asumiendo lo siguiente, antes del reparto de alimentos:

-que se trata de una familia cuyos ingresos equivalen a 550 soles mensuales (equivalentes a la RMV);

-que gastan 47,3% en alimentos (aproximadamente la ponderación que tiene el IPC de Lima) y el resto en los demás;

-que el precio de cada unidad de alimento (Z) es igual a 1, así como el de los demás bienes (R), con lo que la tangente de la recta de presupuesto es igual a -1; y

-que, por tanto, la familia gasta 260 soles (o unidades: qZ) en alimentos y 290 soles (o unidades: qR) en el resto de mercancías.

En esas condiciones, la familia se ubica en el punto ‘A’, sobre la curva de indiferencia U0.

Cuando se les entrega la bolsa de alimentos, aumenta su consumo de 260 a 285 soles (o unidades de qz), ubicándose en el punto ‘B’ de la curva de indiferencia U1. Este punto, sin embargo, no es óptimo porque con ese mismo ‘ingreso real’ la familia podría alcanzar una curva de indiferencia superior (dado que ahí la relación de precios no coincide con la tasa marginal de sustitución entre Z y R).

En cambio, si a la familia se le da el dinero en efectivo, su curva de presupuesto se traslada paralelamente (a la anterior) en 25 unidades. Eso les permite ubicarse en una curva de indiferencia superior, en el punto ‘C’ de la curva U2, la que está por encima de U1. Es decir, alcanza un mayor ‘bienestar subjetivo’ en estas condiciones. Aunque en esa ubicación no consume tantos alimentos como en ‘B’, estos sí aumentan en algo, pero también se incrementa el de los demás bienes, alcanzando un punto óptimo (la relación de precios relativos es igual a la tasa marginal de sustitución entre los bienes Z y R).

***Nota importante: Obsérvese que los números consignados en el gráfico son exactos, pero no así las líneas. Lo que es resultado del hecho que hemos querido mostrar más claramente los equilibrios, para lo que hemos tenido que incrementar excesivamente la recta de presupuesto. De ahí que no coincidan los valores de ésta con los de las cantidades consumidas.



[1] Dejándose para no se sabe cuando el apoyo para otras ciudades, según declaraciones de la ministra del ramo. Lo que evidentemente es más urgente teniendo en cuenta que la pobreza y la inflación del ‘interior’ son muy superiores a la limeña.

[2] “Autorizan Transferencia de Partidas a favor del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social – Decreto Supremo no. 046-2008-MEF (El Peruano, marzo 30, 2008).

[3] “Aprueban el Convenio de Administración de Recursos suscrito entre el MIMDES y el Programa Mundial de Alimentos – PMA de las Naciones Unidas (sic)”, Resolución Suprema no. 006-2008-MIMDES (El Peruano, abril 7, 2008).

[4] En el Anexo a este texto hemos preparado un gráfico para demostrar, según la teoría microeconómica ortodoxa, porqué la entrega en efectivo teóricamente es más beneficiosa para las familias que la que se hace en especie.

[5] En efecto, como informa La República (abril 10): “La distribución de alimentos se habría adelantado ante la caída de la popularidad del presidente García –según encuesta de la Universidad de Lima cayó 2.5 puntos porcentuales los primeros días de abril con respecto a marzo– y las expresiones de malestar de la población: en la víspera, la comitiva presidencial fue apedreada en Juliaca".

[6] A ese respecto puede consultar: Pedro Francke, “Un método absurdo de distribución“, en La República, abril 10 (www.larepublica.com.pe/content/view/214109/483); Pedro Pablo Kuczynski, "Reparto gratuito de alimentos es solo una ayuda de efecto mediático", comentario en El Comercio, abril 12 (http://www.elcomercio.com.pe/ediciononline/html/2008-04-12/kuczynski-reparto-gratuito-
alimentos-solo-ayuda-efecto-mediatico.html
); y Enrique Vásquez, “Mejor un Juntos Urbano”, en El Comercio, abril 14 (www.elcomercioperu.com.pe/edicionimpresa/Html/2008-04-14/mejor-juntos-urbano.html). Pero, el crítico más audaz –probablemente inspirado en el autor anteriormente nombrado- ha sido el propio Alan García (que había aprobado el programa hace unos pocos días, en el Consejo de Ministros del 29 de marzo), al plantear que “una manera ‘más impersonal y transparente’ para ayudar a las familias de menos recursos es la implementación de cuentas de ahorro ‘de S/. 50 a S/. 60 mensuales (sic) durante seis meses, para la compra de productos de primera necesidad (sic)”“ (Fuente: Perú.21, abril 16, 2008; p. 11). También el Secretario General del APRA cuestionó el programa el 11 de abril (www.rpp.com.pe/detalle_121309.html; y en http://www.peruinforma.com/imwebsite/article.php?sid=40637). Por fin, ¿en qué quedamos? No nos sorprendería que la Ministra renuncie ante esta 'traición', por más filosofía del tiempo-espacio-histórico que apliquemos... sobre todo que el cambio se ha realizado en solo una semana después de aplicarse el programa y, se supone, después de largas discusiones en Palacio.

[7] Tanto el 8 de abril, en los asentamientos humanos de Lomas de Carabaillo (sector norte de Lima) y en Oasis de Villa El Salvador (sector sur de Lima), en que se repartieron 6.500 bolsas, como el 14 de este mes en Pachacutec (Ventanilla) y Lomo de Corvina (Villa El Salvador), cuando se repartieron otras 10.000 (La República, abril 16: www.larepublica.com.pe/content/view/215261/483/; y El Comercio, abril 15, 2008: www.elcomercio.com.pe/ediciononline/HTML/2008-04-15/hoy-comenzo-oficialmente
-reparto-alimentos.html).

[8] Diego Oré Oviedo, “Se inició reparto piloto de alimentos a sectores pobres”, en La República, abril 10, p. 3; y Ana Núñez, “Improvisando, y de madrugada, se inició reparto de apoyo alimentario”, en La República, abril 10 (www.larepublica.com.pe/content/view/214109/483/9).

[9] La información sobre este asunto es tan cambiante que hasta el contenido de cada bolsa aparentemente se ha modificado, como nos acabamos de enterar por una noticia de El Comercio ( ). Ahí se dice que las bolsas contienen, ya no tres latas de pescado, sino solo dos; ya no tres kilos de arroz, sino cinco. Piénsese en las consecuencias que esta falta de comunicación tiene, si hasta los periodistas no saben. A la población se le podrá entregar lo que los distribuidores deseen (por más iglesia que esté de por medio). Que las bolsas de pronto muestren huecos por los que desaparecen latas o, por la misma oscuridad de la noche, no se vea bien lo que debe controlarse.




martes, abril 15, 2008

¡Control radical de capitales golondrinos en el Perú!

Es curioso que nadie haya comentado uno de los drásticos acuerdos que adoptó el Directorio del BCR el pasado jueves 10. De partida se incrementó la tasa de interés de referencia de 5,25 a 5,5%, ensanchando la distancia con la tasa del FED que está en 2,25% (y que en quince días se rebajaría al 2%). Luego se ajustaron los encajes, el mínimo de 8 a 8,5% y los marginales de 20 a 25% en moneda nacional y de 40 a 45% en moneda extranjera, para “atenuar el ritmo de crecimiento del crédito y evitar así que los incrementos de precios originados en choques de oferta de alimentos se trasladen de manera perdurable a las expectativas de inflación" [1].

Pero la medida más radical estuvo dirigida a cortar abruptamente el ingreso de capitales especulativos. Estos habían estado entrando masivamente al país para pasearse un rato por Lima cambiando sus dólares a soles (v.gr. depósitos a plazo), para después de unos días, semanas o meses hacer la jugada a la inversa, para así ‘ganarse alguito’ con el interés que le pagaban y las ganancias que resultaban de la revaluación del sol respecto a la divisa norteamericana. Sin embargo, cuando ingresaron al ritmo de US$ 500 millones diarios, durante la primera quincena del año, se les impuso un encaje marginal del 40%, más una comisión del 0,05% (hoy está en 0,1%). Pero ello parece que no bastó, por lo que la semana pasada el BCR les hizo saber que “ya no son bienvenidos aquí. No los queremos, mejor que se vayan”, como lo afirmara el gerente del BCR [2].

De ahí que la medida que afecta a los golondrinos (acápite 2.c. de la Nota Informativa del BCR) es la clave del asunto (y que se aplicará a partir del 5 de mayo, primer día útil del próximo mes), al tomarse la siguiente decisión: “Elevación del encaje marginal de 40 a 120 por ciento, el mismo que no será remunerado, a las obligaciones en moneda nacional con las entidades financieras no residentes [3].

El Ministro de Economía debe estar muy descontento, por no decir furioso, ya que hace unas pocas semanas atrás había declarado claramente que en este país de ningún modo habría control a los influjos financieros de corto plazo: "Rechazamos tajantemente propuestas que planteen candados al ingreso de capitales" [4].

También la Ministra de Comercio Exterior debe estar preocupada, dado que el TLC con EEUU no permite discriminar a los capitales norteamericanos, por más golondrinos que sean, con lo que se dificultaría aún más su entrada en vigencia a partir del 2009, teniendo en cuenta todos los esfuerzos de cambio que se están haciendo desde su cartera para adaptarse a las exigencias que supone y nos impone [5]. En efecto, los capítulos 10 y 12 del TLC o ‘Acuerdo de Promoción Comercial Perú-EEUU' [6] son muy claros al respecto, especialmente el artículo 12.2. relativo al trato igualitario que se le deberá facilitar a las transacciones transfronterizas de capitales [7].

Ciertamente, a partir de mayo, cuando se comience a aplicar esta medida, habrán salido unos 900 a 1.200 millones de dólares que estaban jugando en los casinos limeños (aunque bien podrían tener un 'escape', invirtiendo en bonos del gobierno). Y tampoco entrará uno solo más por esa vía, con lo que el tipo de cambio habrá de devaluarse paulatinamente... para el alborozo de muchos o no tantos [8]. Fenómeno que será impulsado, además, por el hecho que los flujos mensuales de divisas que saldrán por concepto de importaciones seguirán siendo mayores a los que generan las exportaciones. Tal como sucedió el mes pasado y después de mucho tiempo, en que la balanza comercial fue negativa y lo seguirá siendo, aunque más levemente, como consecuencia del enfriamiento al que se trata de someter la economía este año.

Por lo demás, no sabemos si Fitch –vergüenza la que debe estar pasando- nos retirará el ‘grado de inversión’, pero lo que sí estamos convencidos es que S&P y Moody’s no nos lo otorgarán en lo que alcanza nuestro horizonte.


[1] Fuente: Nota Informativa No. 038-2008-BCRP, del 10 de abril 2008 (www.bcrp.gob.pe/bcr/dmdocuments/Publicaciones/notas_prensa/2008/

NP_2008038.pdf).

[2] Véanse las declaraciones -bien ‘escondidas’- en la página 20 del diario ‘Gestión’ de ayer: “Banco Central declara la guerra al ingreso de los capitales especulativos”, en que recoge las muy contundentes declaraciones del Gerente del BCR.

[3] Las cursivas son nuestras. Para más detalles sobre esta medida y sus antecedentes véase el ingenioso texto del Dr. Otto Rock, “Give it up for the Peru dudes analyst”, abril 12, 2008 (http://incakolanews.blogspot.com/2008/04/give-it-up-for-peru-analyst-

dudes.html); y Jurgen Schuldt, “¿Hacia el Control de Capitales en el Perú?", febrero 5, 2008 (http://schuldtlange.blogspot.com/2008/02/hacia-el-control-

de-capitales-en-el-per.html).

[4] Según Reuters, “Perú dice impuesto a capital extranjero no es control”, febrero 11, 2008: (http://ve.invertia.com/noticias/noticia.aspx?

idNoticia=200802112025_RTI_1202761509nN1187761&idtel).

[5] Véase: J. Schuldt, “La camisa de fuerza”, en La Insignia, junio 27, 2007 (www.lainsignia.org/2007/junio/econ_004.htm). Obsérvese el capítulo 12, acápite 2, del ‘Acuerdo de Promoción Comercial': www.tlcperu-eeuu.gob.pe/downloads/documento/12.Servicios_Financieros.pdf

[6] Ver el texto completo en: http://www.tlcperu-eeuu.gob.pe/index.php?ncategoria1=209&ncategoria2=215

[7] Dada la barrida radical de aranceles -¡realizada para reducir la inflación!- ya no habrá mayor problema para que ingresen mercancías al país, pero las demás ‘bondades’ del TLC o APC ya no se gozarán en la medida de los esperado... suponemos.

[8] Es cierto que -en el mediano plazo- la presión a la revaluación podrá darse nuevamente por el ingreso de inversión extranjera directa (son varios los grandes proyectos en cartera) y, ya en estos momentos, por la transferencia de fondos de las AFP desde el exterior. Además, porque probablemente el recorte del crédito interno tendrá un mayor impacto sobre las importaciones (disminyendo su ritmo de crecimiento) que la devaluación del sol sobre las exportaciones (aumentando su valor). Las apuestas sobre el nivel del tipo de cambio para diciembre de este año están muy divididas (el 'promedio de consensos' está en 2,74 soles por dólar), entre quienes estiman que el tipo de cambio se irá devaluando hasta llegar a 2,95 soles por US$ (Morgan Stanley y Merrill Lynch) y los que esperan una revaluación continuada hasta llegar incluso a 2,58/2,60 soles por dólar (Interbank, Apoyo, Rimac Seguros, Citigroup). Véase el detalle de las ‘apuestas’ a este respecto (para fines de 2008 y de 2009), según 20 empresas e instituciones: “Interbank prevé que dólar cerrará el año en S/. 2.58”, en Gestión, abril 16; p. 15.

***

Versiones levemente modificadas de este texto han sido publicadas con otros títulos: 1. “Capitales golondrinos: ‘Mejor que se vayan’”, abril 20 (www.larepublica.com.pe/content/view/215958/); y 2. Peru: Radical Rules Imposed on Hot Money”, abril 17 (www.rgemonitor.com/latam-monitor/252495/peru_radical_rules_imposed_on_hot_money).