jueves, septiembre 11, 2008

La Asimetría de la Inflación por estratos en Lima, 2008

Un cálculo simple, a partir de los datos de inflación del INEI por rubros y de los de la estructura del gasto mensual de los hogares de Ipsos Apoyo, nos permite determinar con cierta aproximación a las tasas anuales de inflación por estratos de ingreso.

Como es sabido la inflación anual en Lima Metropolitana fue del 6,3%, comparando agosto de este año con el mismo mes del año pasado. Sin embargo, si consideramos los patrones de consumo de las familias por niveles de ingreso, observaremos diferencias muy sustanciales en la inflación que ‘siente’ cada familia promedio.

En los extremos tenemos que, mientras la inflación del estrato alto (‘A) fue del 3,8%, la del más bajo (‘E’) fue de más del doble que aquella: 7,7%. Evidentemente, como los alimentos fueron los que más subieron, también fueron los estratos más bajos los que más inflación soportaron.



Agrande imagen con un click.

Como también es obvio, hay una correlación positiva entre las tasas de inflación y los niveles de desaprobación del presidente por estratos de ingreso (Ver Gráfico). Más aún, de acuerdo a la última encuesta del Instituto de Opinión Pública de la Universidad de Lima, para agosto de este año, el 49,6% de los limeños desaprobaban la gestión del presidente por el “alza de precios”.

Y, diferenciando por estratos de ingreso, ese porcentaje varía precisamente en función a la inflación. Mientras en el sector ‘E’ lo desaprueba un 73,9% por este motivo, en el ‘D’ es del 51,7%, en ‘C’ es 41,5%%, en ‘B’ 28,3%% y en el ‘A’ apenas un 23,3% (Fuente: GOP/UL. Barómetro 416. Provincia de Lima y Región Callao, 30-31 agosto 2008, Cuadros 1 y 3: www.ulima.edu.pe/webulima.nsf/default/1090CF4DC0FE8CB905256E630017BCEC/$file/barometro_ago_2008.pdf).




Finalmente, sobre la base de estas tasas de inflación por estratos, también estamos en condiciones de calcular el incremento de los ingresos familiares reales en Lima durante el último año. Sorprendentemene, de ahí se puede concluir que en la capital (ver Cuadro siguiente para mayores detalles):

1. Sólo los estratos ‘A’ y ‘B’ han visto aumentar sus ingresos reales, aunque muy levemente; y
2. Los otros tres estamentos experimentaron una caída real de sus ingresos, como consecuencia de la inflación (el ‘E’ incluso descendió en términos nominales).


Amplíe la imagen con un click.

__ Nota importante respecto a este último cuadro: los aumentos reales están levemente sobrevaluados y las disminuciones están subvaluadas porque estamos comparando los ingresos nominales de las encuestas que para el 2007 se realizaron entre el 18 de mayo y el 19 de julio, mientras que las del 2008 se hicieron del 3 de junio al 23 de julio. Lo que significa que el periodo transcurrido entre ambas es de 13 meses y no de 12 (como hemos supuesto aquí). Un cálculo más minucioso seguramente llegaría a resultados algo más pesimistas que los aquí desplegados.