domingo, octubre 16, 2005

Análisis: Tendencias del ingreso y su distribución en Lima Metropolitana

En la carátula del último número de la revista mensual "Análisis Laboral" (AL: vol. XXIX, no. 339, setiembre 2005) se despliega un ilustrativo cuadro estadístico que recopila los ingresos promedio del trabajador ocupado por hora en Lima Metropolitana. Los datos figuran como promedios móviles anuales en soles corrientes para el lapso transcurrido entre setiembre 2002 y agosto 2005. El laborioso trabajo de recopilación y ordenamiento de las cifras se ha nutrido del valioso banco que ofrece la Encuesta Permanente de Empleo del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

El equipo de Análisis Laboral seccionó la metrópoli en cinco zonas, tal como figuran en la tabla adjunta y que, aparte del promedio para Lima como un todo, incluye una columna para cada uno de los conjuntos de distritos que forman lo que denominan los 'conos' norte, sur, centro y este, a los que se añade el Callao.

Una primera gran sorpresa es que durante los tres últimos años, entre el primer promedio móvil (setiembre2002/agosto 2003) y el último (setiembre 2004/agosto 2005), dos zonas ¡han visto declinar sus ingresos por hora en términos nominales! Concretamente se trata de los distritos del este (-3,4%) y del Callao (-4,9%). En cambio, el promedio por hora para toda Lima pasó de 3,74 soles a 3,87 soles; es decir, hubo un aumento de 3,5%, lo que se debe al sustancial aumento de la zona centro (11,4%) y en menor medida al de los conos sur (1,3%) y norte (7,5%).

En términos de ingresos mensuales promedio, hoy en día el limeño estaría alcanzando un ingreso mensual nominal (asumiendo que trabaja 48 horas semanales, lo que sobrevalúa el tiempo de labores, dado que implicaría 192 horas al mes) de 743 soles (en el Callao llega a 599 soles), frente a los 718 soles que ganaba el 2002/2003. Con lo que evidentemente no se puede cubrir la canasta familiar, que no alcanza siquiera los US$1,50 diarios por persona.

También es interesante observar las muy marcadas diferencias en la distribución del ingreso por zonas, dado que las brechas del ingreso por hora son radicales como, por ejemplo, entre otras diferencias abismales que pueden observarse en el diagrama: en el centro se gana 82% más por hora que en el Callao y 79% más que en el norte en lo que al período más reciente se refiere.

Sin embargo, para tener una imagen más precisa de la evolución de los ingresos, nos hemos tomado la libertad de deflactar esas cifras en base al Índice de Precios al Consumidor de Lima Metropolitana para desinfectarlas de la inflación. Los resultados de la evolución (en soles reales de diciembre 2001) son extremamente desalentadores, como se puede observar en el gráfico y la tabla adjuntos.

En primer lugar, ahora resulta que en los últimos tres años el promedio de ingreso por trabajador/hora en la capital cae de 3,64 soles a 3,56 soles reales, un notorio descenso del 2,2%. Debe reconocerse, sin embargo, que la caída efectiva se dio en el primer período, momento a partir del cual los ingresos se recuperan en algo durante el último año, sin llegar a alcanzar los niveles del 2002/2003.

Distinguiendo por zonas --a pesar de la evidente heterogeneidad de los distritos que las forman--, llama la atención que únicamente la zona centro (donde se encuentran San Isidro y Miraflores, pero también el Cercado, La Victoria y el Rímac) haya logrado incrementar sus ingresos sustancialmente en 5,6% en estos últimos años. En menor medida mejoraron su ingreso real en 1,7% los pobladores del norte (donde son determinantes Comas, Independencia, Puente Piedra y San Martín de Porres).

En cambio, las demás zonas vieron reducidos sus ingresos reales notoriamente: en -8,7% la del este, un increíble -9,7% el Callao y -4,1% la zona sur (que incluye Surco, pero donde el peso radica en San Juan de Miraflores, Villa El Salvador y Villa María del Triunfo).

En resumidas cuentas, se confirma una vez más la tesis planteada por varios analistas y políticos que en nuestra urbe, aparte de que todos violan todas leyes, también el 'chorreo' viola la ley de gravedad. A pesar de los 50 meses de crecimiento macroeconómico ininterrumpido, sostenido, sólido, único e impresionante, los mayores flujos ascienden hacia los distritos con mayor dotación de capital físico, institucional y humano. Pero, afortunadamente también, algunos distritos de la llamada 'clase media emergente' (en nichos de las zonas norte y sur) vienen recuperando sus ingresos reales, a diferencia de los distritos 'industriales' (este y Callao), que son los más pauperizados y en que --comprensiblemente-- rige nuestra generalizada ley de la selva urbana en su forma más desnuda.

Ante este panorama, al Gobierno no se le ocurre mejor idea que la de concentrarse exclusivamente en la 'seguridad ciudadana', que es un terrible problema, pero que no es sino una de las consecuencias de la pobreza generalizada por la que atraviesa la urbe capitalina. Una vez más se recurre a la fuerza bruta para acabar con el termómetro que solo marca la elevada fiebre, sin propuesta alguna para atacar la temible infección que agobia a la gran mayoría de la población metropolitana.

Fuente: El Comercio, Octubre 16, 2005; p. B3. Facsímil.